Ángeles y demonios

angeles-y-demonios

Hace unos días tuve una conversación con dos personas  en la que apareció el tema de los ángeles y los demonios.

No voy a escribir sobre el mismo contexto del diálogo que mantuvimos, porque se centraba en las creencias religiosas de estas personas y ese es un tema que no considero adecuado para este blog, pero la conversación me hizo pensar sobre algo mucho más mundano, o más cercano para mí: los ángeles y demonios internos que nos acompañan en nuestra vida, bajo mi punto de vista.

¿Cuántas veces no habremos “escuchado” esas vocecillas que nos hablan, desde nuestro interior, en relación a algún tema que nos afecta personalmente y sobre el que dudamos a la hora de tomar una decisión?

Pero ¿existen realmente estos ángeles y demonios internos, o son simplemente imaginaciones nuestras?

Para mí esas “voces” no solamente son muy reales sino que, además, provienen de nuestro interior más profundo y nos dan una buena perspectiva del tipo de pensamientos, miedos y prejuicios que tenemos almacenados, así como de los sentimientos y emociones que nos suelen provocar.

Todo este bagaje es diferente para cada persona, fruto de sus experiencias vitales y de sus aprendizajes durante la vida, por lo que esos personajillos también nos dicen cosas diferentes a cada uno y no sirve de mucho preguntarle a otra persona qué haría ella en una situación semejante, para intentar eliminar nuestra confusión, porque su escala de valores difícilmente será exactamente igual a la nuestra.

conciencia-angel-demonio-Simpson

Esto que comento incluso tiene su representación gráfica en los dibujos animados o, incluso, en alguna película, como una de la saga “Piratas del Caribe”, en la que Jack Sparrow mantiene un diálogo con la voz de su conciencia, representada por estos pequeños personajes.

¿A dónde quiero ir a parar con este artículo?

Simplemente a intentar sembrar la semilla de la curiosidad en quien lo lea para que se conozca un poco mejor en el sentido de que, si escucha con atención esas vocecillas en la próxima oportunidad que se le presente, podrá identificar cuáles son sus miedos, sus prejuicios y sus creencias, limitantes o posibilitadoras.

¡Y la información es poder! en este caso, PODER sobre uno mismo.

Cuando identificamos lo que nos ayuda y lo que nos dificulta en nuestra vida, podemos aprovecharlo mejor o trabajar para cambiarlo, respectivamente. Mientras no somos conscientes de ello no podremos hacer ni una cosa ni la otra, solo dejarnos llevar como un tronco por la corriente de un río, “vendidos” a nuestros miedos e inseguridades.

Con esto ultimo no quiero decir que esté en contra del concepto de “fluir”, todo lo contrario: lo que digo es que debemos trabajar para fluir por la vida en base a aquellas creencias que sean realmente beneficiosas para nosotros, no  respecto a las pesadas cargas que solemos llevar a las espaldas en forma de prejuicios y miedos que, normalmente, hemos adquirido por las experiencias ajenas: “no hagas escalada que es peligroso, un amigo mío se cayó”, “intenta no destacar entre los demás, como siempre he hecho yo”, “los buenos trabajos dan dinero, no satisfacción personal”,…

Esos ángeles y demonios que a veces nos acompañan no son más que un reflejo de nuestras luchas internas entre lo que querríamos hacer en una situación determinada y lo que hemos aprendido, a lo largo de la vida, que deberíamos hacer.

Pero la decisión final de actuar en un sentido o en otro siempre es nuestra, aunque a veces nos parezca que no es así.

Por encima nuestro no hay ninguna fuerza superior e invisible que nos mueva como si fuéramos simples marionetas, nosotros somos los responsables últimos de nuestros actos y aceptar esto puede ser la diferencia entre disfrutar de nuestra propia vida, llevando el timón… o sufrir las vidas de los demás.

¿Tú qué prefieres?

 

Cristian-al-timon-web-300x200

 

 

Anuncios

Acerca de Chema Montorio

Facilito el Autoconocimiento personal para impulsar los cambios, personales y profesionales. Mi pasión es contribuir a que afloren los verdaderos potenciales de las personas y transformar la oscuridad en la que viven en luz, con la que ayuden a brillar a más personas.
Esta entrada fue publicada en Reencontrarse, Ser mejores y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s