¿Sabemos perdonar?

Perdonar

¿Realmente sabemos qué es el perdón?

Esta pregunta me ronda en la cabeza desde que leí “La Contra” de la Vanguardia del 1-2-16, en la que entrevistaron a Simón Estes, un bajo-baritono, nieto de esclavos americanos, que ha dedicado su vida a la ópera y a causas solidarias.

Algunas de las cosas que comenta en la entrevista, este jovial hombre de 78 años, me removieron  tanto a nivel interno que acabé hurgando en lo más profundo de temas que tenía casi olvidados.

La conclusión a la que llegué es que yo no he sabido perdonar a la mayoría de las personas que me han causado algún perjuicio en mi vida, aunque pensaba que sí lo había hecho.

Perdonar no es olvidar, ni pasar por alto, ni dar la espalda a quien nos ha causado algún perjuicio, ya sea voluntaria o involuntariamente, eso es lo que menos importa.

Perdonar tiene que ver con algo mucho más profundo, para lo que no solemos estar suficientemente educados porque nuestra cultura tiene mucho que ver con el concepto de “restitución”: ante un daño tiene que haber algo que compense ese daño, para que podamos perdonar al que lo ha causado.

Pero eso no es perdonar, sino simplemente un intercambio: me pagas lo que me has roto y te perdono, me pides disculpas y te perdono, vas a la cárcel y te perdono,… la mayoría de veces el perdón no es completo sino un mero formulismo al que nos hemos acostumbrado.

El acto de perdonar tiene que ser tan liberador, o más incluso, para el que lo hace que para el que lo recibe. El auténtico perdón nos ayuda a liberarnos de la pesada carga del resentimiento, que puede hacer que nos amarguemos la vida por algo que ocurrió en el pasado y que ya no tiene ninguna solución, porque el pasado es lo único en la vida que no se puede modificar.

¿Es fácil perdonar de corazón a alguien que te ha perjudicado de alguna manera? Para mí no, tengo que reconocerlo, pero cuando lo he conseguido es absolutamente liberador y me ayuda a sentirme mucho mejor.

Enlazando con esto hay algo que aprendí años atrás y que me da muy buenos resultados, tanto hacia mí mismo como hacia los demás. Se trata de reconocer que, si yo no he sabido hacer las cosas mejor en muchas ocasiones (incluso causando perjuicios a los demás) a otras personas les puede pasar lo mismo. Es cierto que habrán personas que actuarán con malicia, o sabiendo que lo que hacen está mal, pero incluso la mayoría de ellas lo harán por no haber encontrado una forma mejor de actuar que les ayude a tener lo que necesitan.

Cada persona es un mundo y nadie vive exactamente las mismas circunstancias que los demás, por eso muchas veces nos equivocaremos en nuestros juicios hacia ellos, porque no podemos saber lo que habríamos hecho nosotros en sus mismas condiciones.

Sigo diciendo que me cuesta muchas veces conseguir perdonar de corazón ¡pero no es imposible! a veces lo he logrado y la recompensa es muy grande. Es cuestión de practicar, como todo lo que vale la pena en esta vida, porque como dice Simón Estes en la entrevista:

“Si la amargura logra instalarse en tu corazón, enfermarás.”

Aunque solo sea por una causa egoísta (del egoísmo bien entendido, el que se refiere al sano cuidado de uno mismo) pongamos toda nuestra intención en perdonar de corazón, aprendiendo ¡cómo no! para evitar que nos perjudiquen de la misma manera, pero eliminando el resentimiento que nos puede causar aún más daño del que hemos recibido.

Ahora podrías rebuscar dentro de ti para encontrar a alguien a quien no hayas perdonado sinceramente aún, e intentarlo…

El esfuerzo vale la pena.

Simón Estes

 

Si crees que esto le puede ser de ayuda a alguien no te lo quedes solo para ti ¡compártelo!

Anuncios

Acerca de Chema Montorio

Facilito el Autoconocimiento personal para impulsar los cambios, personales y profesionales. Mi pasión es contribuir a que afloren los verdaderos potenciales de las personas y transformar la oscuridad en la que viven en luz, con la que ayuden a brillar a más personas.
Esta entrada fue publicada en Ejemplos reales, Estado emocional, Inspiración, Recursos, Ser mejores y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s